Relación tóxica Joel Gallés

¿Cómo desvincularte de tu ex pareja o relación tóxica?​

¿Te ha sucedido alguna vez que al terminar una relación no consigues desvincularte del todo?

¿Sientes que quieres romper el vínculo y no puedes?

¿Hay una parte de ti que se queda enganchada una y otra vez en esa relación que no aporta y además empieza a oler a tóxico?

Es fácil, que si estás pasando por un mal momento la reacción más habitual e innata en el ser humano es querer romper y arrancar esa parte de la vida. Y posiblemente creas que marchándote de ese lugar, lograrás así romper esos vínculos. Dejame decirte algo: nada más lejos de la realidad. Sin embargo, si somos capaces de ver la vida como es, verás que las emociones, pensamientos y la realidad que se te genera a causa de lo que vives es tuya. Y no de la otra persona.

No estoy diciendo que la otra persona no influya a la creación de esa realidad, solo estoy diciendo que lo que vives tu, es tuyo.

Y tampoco estoy diciendo que si vives una relación que no es sana o por cualquier otro motivo se ha de terminar, no digo que no lo hagas. No es una apología al sufrimiento. No mal interpretes, por favor.

En cada relación tu tienes el 50% de responsabilidad. Te guste o no, el otro 50% corresponde a la otra parte. Y eso no lo puedes cambiar.

Entonces … ¿Qué nos dice la espiritualidad -sana – y el crecimiento personal?

Como realmente todos somos Uno y estamos unidos la consecuencia es no poder romper, eliminar o fulminar esa parte de nuestra vida, debemos integrar. Eso es lo que realmente nos hará crecer como personas. En el momento que impulsivamente nace el romper para cerrar vínculos o algo semejante, estás entrando en rechazo de tu propia vida con lo cual, abres de lleno las puertas de la Dualidad. Bienvenido al desorden.

Y si, es cierto, vivimos en un mundo Dual, pero lo que realmente te hará crecer precisamente es integrar esa Dualidad en tu corazón.

Podríamos entrar aquí a debatir sobre física cuántica. En como los polos negativos y positivos al unirse crean la energía. Se crea algo nuevo a partir de ese movimiento. Pero para crear algo nuevo, han tenido que unir su Dualidad. Es por eso que siempre digo: si quieres ser creativo, resuelve los problemas de tu vida.

Pero aquí estamos hablando de relaciones, amor y de despedidas. Me apetecía ponerte en una situación más científica de la Dualidad y cómo resuena su eco en el amor. Pero me centraré más en el tema de despedir bien las relaciones y en ese momento abrirte a la vida. A algo nuevo. Puede ser que sea otra pareja o otra cosa. Cuando te abres a algo nuevo, te abres a la aventura de vivir la vida tal como es.

En el caso que no puedas integrar poco a poco todo lo que se ha generado, la vida es tan amable que te lo volverá a presentar. Volverá a suceder. Con otra pareja, con tus hijos, con tus padres, con tu jefe /empleados… ¿Por qué? Para que lo integres. Hasta que seas capaz de agradecer y superar tus propios bloqueos. No se trata de que estes maldecido, se trata de tu camino de vida y tu crecimiento personal.

Si leyendo esto, sigues pensando que la mejor manera es “romper” y arrancar de raíz intentando poner una pared a lo negativo y pintarla de otros colores… Observarás por ti mismo que te quedas enganchado a esas emociones y pensamientos. Precisamente eso es lo que hace que te mantengas impregnado de tu antigua relación y atraigas personas similares.

Relación tóxica Joel Galles

Por ejemplo, si hace meses que estás fuera de una relación, estás de camino a tu trabajo o en la oficina o cocinando y te viene tu ex pareja a la que intentas arrancar de tu vida o en el caso contrario, te viene esa persona que te ha dejado y te ha dolido tanto… No estás solo. Estás con ella. Aunque no sea físicamente. ¿Te das cuenta?

Es ante todo la espiritualidad y el crecimiento personal invitan a ser adultos, a no querer romper nada sino más bien integrar. Aunque eso marque un destino en la relación.

Si lo sientes hacer, te propongo una visualización para despedir de buenas maneras lo que ya se ha terminado. Y si quieres adentrarte en el mundo de las relaciones sanas.

Te dejo un enlace AQUÍ.

La puedes hacer también con todas tus ex parejas. Una por una. Para ir despidiendo los vínculos si todavía están abiertos.

Y a tu nueva pareja, te invito que les des un lugar a sus ex parejas. Quizá esta idea te descoloque al principio, pero honrarlas, te permite aceptar a tu nueva pareja como es. En parte, gracias a esas personas de su pasado que han dejado sitio a su nueva relación pero han formado parte de su crecimiento, y gracias a eso es como es.

  • Visualización:
  • Si eres mujer, imaginate a tus ex pareja a la derecha. Desde la más reciente hasta la primera.
  • En el caso de los hombres es al revés. Imagina a tus ex parejas empezando desde la más reciente hasta la final pero a la izquierda. Y les dices algo similar:
  • “Gracias por lo que hemos vivido y como lo hemos vivido. Fue muy grande, pero ha terminado.
    Todo lo que he aprendido, me lo llevo conmigo.
    Asumo el daño que causé. Y asumo las responsabilidades, pero dejo en tu las tuyas.
    La mejor manera que podemos honrarnos es rehaciendo nuestras vidas.
    Cada uno a su manera.
    Te miraré con buenos ojos cuando tu lo hagas, pero te pido lo mismo.
    Ahora me abro a vivir mi vida”
  • A tu relación actual (si la tienes)
  • Gracias por estar conmigo. Te tomo tal y como eres. Te respeto a ti, y al sistema familiar donde vienes.
  • A las ex pareja de tu pareja de ahora (no hace falta que indagues sobre ellas, haz el ejercicio con lo que sabes y si lo sientes)
  • Tu eres su primera (segunda, tercera, cuarta...) pareja, y siempre serás la primera(segunda, tercera, cuarta...). Gracias por haber hecho sitio para las demás y para mi.

Círculo de Crecimiento Sistémico

Si sientes que es tu momento para crecer a nivel personal y espiritual, te ofrezco la posibilidad de contactar conmigo para los Círculos de Crecimiento Sistémico. Formaciones Online dónde abordamos todos éstos temas.

Sanar los vínculos tóxicos

¿Quieres sanar vínculos tóxicos que te anclan a un pasado? Puedes contactar conmigo si lo deseas.

Si te ha gustado el artículo, puedes inscribirte para recibir cada vez que haga uno nuevo

Boletín

Joel Galles autoestima

Sanar la autoestima

¿Siempre te dicen que te ames más pero nunca te dicen cómo?

​Siempre intentamos mejorar las relaciones que tenemos con las demás personas: con nuestra familia, con nuestras amistades, con nuestros compañeros de trabajo… Todo esto está muy bien. Pero ¿Y TÚ?

A menudo sucede que si no nos preocupamos de cultivarnos a nosotros mismos y nos damos lo que necesitamos, nuestros actos de “ayudar a los demás” esconden detrás otras intenciones. Entonces nace el acto de ayudar al otro intentando que luego nos retornen el favor con lo que no nos damos a nosotros mismos: amor, atención, cariño… En definitiva: sentirnos reconocidos tal cual somos.

Cuando sucede esto, se nos marcha la presencia y la fuerza de nuestras vidas. Si hay falta de autoestima nace el miedo y la creencia que si no damos mucho al exterior, no va haber nadie que nos ame tal cual somos. Nace la sensación de tener “muchas facturas pendientes” y poco tiene que ver con el pleno gozo de sentirse útil.

La calidad con la que te trates a ti mismo, vas a tratar a los demás. Sin caer en el narcicismo. Precisamente la persona narcicista suele esconder detrás de esa máscara la carencia de atención y admiración propia. Unicamente que lo busca en el lugar inadecuado: fuera de si mismo.

Todos tenemos la necesidad de amar y aceptar incondicionalmente todas nuestras facetas. De ese modo, también podremos llegar a aceptar y amar a los demás. Si no damos ese valor a la autoestima, tampoco nos lo podremos dar a los demás. 

Para comprender que es la autoestima lo vamos a dividir en tres partes:

  • Reconocerte
  • Aceptarte
  • Fluir

Reconocerte:

Reconocerte significa que hay que aceptas nuestras emociones primarias y secundarias. Hablaré más sobre este tema en otro momento. Pero esto es importante. Las emociones primarias son nuestro motor: alegría, amor, sorpresa, aversión, miedo, tristeza y la ira.

 

Las secundarias son la máscara que le ponemos a estas emociones primarias. Por ejemplo: “tengo tristeza, voy a llamar a mi amigo Juan para irme de copas con él y alegrarme”.

 

Aceptarte:

Aceptación total. Sí, aceptación total a lo que sientes. Aunque socialmente pienses que esta mal hecho. Las emociones están causadas por nuestro propio cuerpo, y no podemos rechazar la ira, el enfado o la tristeza y decir que nos amamos. Si tenemos miedo a lo que nuestro propio cuerpo nos indica y lo rechazamos ¿Cómo nos vamos a querer?

 

Siempre se lo digo a mis pacientes: ¿Verdad que no le dices a tu pulmón que no respire? ¿A tu corazón que no lata? Entonces no le digas a tus ojos que no lloren.

 

Por ejemplo, la mujer al tener un orgasmo puede llegar a llorar. Si de niños nos reprimen el llanto diciendo “no llores que a mamá / papá no le gusta” estamos reprimiendo nuestras emociones. Y costará mucho llegar a ese punto de liberación emocional.

Quizá te interese leer el artículo sobre parejas conscientes haciendo click AQUÍ

 

Fluir:

Para poder fluir realmente con la vida, primero es necesario asumir los dos pasos anteriores. Fluir con la vida hace que aparezca una fuerza innata. Es cuando somos capaces de tomar decisiones desde nuestra parte más adulta y la vida recobra sentido. La aceptas como es y dejas de empujarla, confías en lo que se ha vivido, estás viviendo y vas a vivir y empiezas a ser empujado. Porqué la autoestima permite casarte con la vida y sabes que el Universo siempre juega a favor de ti, no en contra de ti. 

Para que se pueda equilibrar la parte cognitiva y emocional, aquí dejo un par de ejercicios:

 

Para autovalorar desde que lugar actúas, estas preguntas invitan a la reflexión interna. Se requiere honradez con uno mismo para responderlas:

  • Cuando haces algo por los demás. ¿Esperas algo a cambio esperas?
  • ¿Buscas en los demás tus responsabilidades?
  • Cuando complaces a alguien. ¿Esperas agradecimiento?

Para la parte de las emociones, cuando sientas una emoción que no te guste o no sepas gestionar, puedes hacer la siguiente visualización:

 

Entra en un estado de relajación, intenta estar lo más en paz posible

Siente dónde se localiza esa emoción

Hazle tres preguntas:

  • ¿Para qué estas aquí?
  • ¿De qué me proteges?
  • ¿Qué necesitas para que ambos nos sintamos bien?

Ahora integra las respuestas de las preguntas.

Relaciones de pareja conscientes

¿Te gustaría ser amado tal cuál eres?

¿Podrías hacer más feliz a otra persona qué amarla tal cuál es?

El equilibrio en la pareja, permite disfrutar del éxtasis del amor, en la pareja y en definitiva en una parte importante de la vida.

 

En este artículo abordaremos la importancia de disfrutar de la relación de manera consciente.

Una de las particularidades más grandes que observo cuando hago acompañamientos a las personas que vienen a terapia de pareja es la mala gestión de conflictos. Un conflicto no sanado es la receta perfecta para el fracaso. Incluso si hay amor. 

¿Consideras qué eres una persona entregada en tus relaciones? ¿Consideras qué tu pareja también lo es? Sin embargo, existen relaciones que terminan incluso existiendo amor entre ambas partes.
En muchas ocasiones la relación no termina por falta de amor, termina por la mala gestión de los conflictos que se generan. Y que además, se generan de modo inevitable.

Y es que cuando empiezas una relación de amor, la vida te va ha mostrar todas las veces que tú no te has sabido amar. Saldrán todos tus diablos. De ahí la importancia cargada de sentido de comprender que la relación también es una puerta que nos dirige al autoconocimiento.

¿Recuerdas alguna relación que se haya roto por no saber gestionar conflictos?

¿Te gustaría poder equilibrar esas situaciones tan dolorosas?

Los problemas vienen cuando hay desequilibrios en las áreas fundamentales de una pareja. Pero ahora te voy a desvelar un dato muy importante:

Cualquier problema es una energía que permite hacer un cambio si se mira con buenos ojos.

Vamos a ver ahora las áreas que hacen de pilar en una pareja. 

 

  • En el amor
  • En el equilibrio del dar y recibir (que sería dar y tomar, eso lo explicaré más adelante)
  • Sexualidad
  • Intercambio afectivo
  • Convivencia

¿Crees que puedes mejorar algo?

De vez en cuando, ofrezco conferencias gratuitas y talleres, aquí puedes ver el calendario.

No hay una regla concreta en la organización de la pareja. Cada pareja se equilibra a su propio ritmo. Por eso si buscas que tu pareja sea de determinada manera, va a fracasar. La relación es de dos.

La clave es el crecimiento personal que permite armonizar la relación.

Seguro que has disfrutado de momentos maravillosos en tu relación y llenos de felicidad. Y es que todo es así cuando es fácil. El problema es… ¿Sabes qué hacer en los momentos difíciles? Porqué todas las relaciones están sometidas a vaivenes de la vida.

«El Universo escribe recto con líneas torcidas»

Todas las relaciones te van a enfocar a las tomas de consciencia. Te harán de espejo de: 

  • Aspectos personales tuyos sin resolver
  • Aspectos sin resolver suyos
  • Interferencias de la vida y los sistemas familiares
 Todas las relaciones van muy bien cuando es fácil. Créeme: todas. En los momentos que hay problemas es cuando se requiere de acción y soluciones. Para las personas que quieran soluciones ante los problemas es irrechazable un buen asesoramiento.

¿Quieres un consejo para que tu relación no se convierta en tóxica?

Observa los problemas como oportunidades de cambio positivas. No es sinónimo de que se pueda salvar siempre una relación. -Todos sabemos que algunas veces es mejor honrar y soltar-. Pero es más probable que se pueda salvar la relación así. Y si irremediablemente ya se ha marcado un destino final, para que no termines en época de crisis, sin saber dónde ir ni qué hacer.

Los problemas más comunes que existen en las separaciones son:

  • Mala comunicación
  • Estrés del trabajo (u otro aspecto), llevado dentro de tu relación
  • Infidelidades. El triángulo amoroso no tiene porqué estar formado por otra persona. Puede ser el fútbol, adicciones o otros factores que hagan que la relación se viva como desatendida
  • Querer cambiar a tu pareja (es una falta de respeto)
  • Si comparas a sus ex o te comparas con sus ex. (Idealizar a alguien en el fondo es un acto egoísta)
  • Dar y recibir. Cuando uno de los dos sólo recibe, es como un niño que no quiere crecer. Si solo quieres dar es tu miedo a sentirte culpable. Eres codependiente
  • Cuando haces de madre/ padre / hijo/ hija. La mujer quiere al hombre como hombre, y el hombre a la mujer como mujer. Otros roles terminarán intoxicando las relaciones. Esto vale también en relaciones homosexuales, hay roles pre establecidos.
  • Basar la relación exclusivamente en los hijos. La pareja nutre a los hijos, y no al revés.
  • La convivencia. Saber vivir en equilibrio y resolver los conflictos que aparezcan con respeto. Fortalece la intimidad.

Crecer personalmente permitirá que en tu vida existan momentos fértiles. De lo contrario estás perdido.

A nivel personal, siento mucho respeto por los acompañamientos en esta rea. Por las historias individuales como las conjuntas. La pareja alberga el principio de creación de la vida. Y lo que hago es acompañarlas a integrar las partes que en alguna medida han causado daños, desaciertos y desamores para abrirse a algo nuevo. Un amor más sano y reparador.

¿Te gustaría transformar las situaciones de dolor en triunfos?

¿Quieres pasar de pasarlo mal en tus relaciones para disfrutar de ellas?